Páginas vistas en total

lunes, 22 de agosto de 2016

El enigma de la quinta cola de bacalao



Nieves Angulo, nangulo.es, pescado, enigma, intriga, suspense, bacalao, horno, cocina, recetario, recetas cocina, cuentos, relatos


Cocinó el primer plato y enseguida encendió el horno ya que el segundo plato era pescado al horno.
Preparó primorosamente el pescado en cazuela de barro, capa de cebolla, capa de rodajas de tomate y por último colas de bacalao, cinco en total, salpimentó y esperó a que el horno alcanzase la temperatura adecuada.
Sabe que eran cinco colas de bacalao porque desde hacía años pesaba todo lo que comía para no pasarse de 900 calorías.
Metió la cazuela en el horno y puso el reloj 10 minutos, no necesitaba más.
La mesa ya estaba puesta con lo cual ella y él comenzaron a comer el primer plato.
Sonó el reloj del horno y lo apagó, abrió un poco la puerta del horno para que saliese calor y no arrebatase el pescado.
Él sacó la cazuela de barro, la puso encima de un salvamanteles y et voila, solo había 4 colas de bacalao.
¿Dónde fue a parar la otra cola?
Ambos se devanaron los sesos y se cuestionaron ¿Habría cinco colas de pescado?
Ella recuerda perfectamente que lavó cinco piezas, que salpimentó cinco piezas, que colocó de forma contrapeada cinco piezas.
Él recuerda que congeló cinco colas de bacalao que coincidían en el peso con los gramos que debían tomar.
Miraron la basura, el fregadero, el horno...todo.
¿Dónde fue a parar la otra cola?
Llevan dos días dando vueltas a la cabeza y pensando. A ella se le ha ocurrido que algún gato del vecindario se haya colado en su cocina con la agilidad característica de que hacen gala los felinos y se haya zampado una cola de bacalao... ¿Y una rata? Pero en su casa no hay ratas ¿O sí?
Por último bromean (muy seriamente) entre otras cosas, con escribir a Iker Jiménez a ver si resuelve el enigma.

Nieves Angulo ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores del blog de Nieves